No existe previsión, total “hetavé la tiempo porá, tiempo vaígui” (más tiempo bueno que malo)

El costo de reparaciones de los destrozos que dejan los raudales luego de cada lluvia.