Jóvenes se comprometen a buscar erradicar la apatía hacia la política

Queremos políticos y gobernantes coherentes que sean verdaderos servidores de su pueblo, y no servidores de su propio bolsillo, que sean realmente patriotas y trabajen por el bien común”, es uno de los reclamos que los miles de jóvenes que participaron de la XX Peregrinación Nacional de Jóvenes. Entre los puntos reclamados esta también “la falta de cuidado ambiental, la tala desenfrenada de árboles, la contaminación de cauces de arroyos y ríos, el abandono que padece el Chaco paraguayo”.

El manifiesto juvenil que tiene ocho puntos de reclamo fue leído al término de la misa y contiene siete puntos de reclamo, no obstante como cada año a cada punto señalado los jóvenes expresaron su compromiso de buscar colaborar para el cumplimiento de las mismas. El documento fue inspirado en palabras del Papa Francisco quien dijo, “Ustedes Jóvenes son los primeros que deben ir contra corriente, ¡ADELANTE!, sean valientes, sean protagonistas de la historia”

LOS RECLAMOS Y EL COMPROMISO JUVENIL

Hoy junto a Nuestra Madre, la Virgen María de Caacupé, ante nuestros pastores, ante nuestros familiares y amigos, ante todos los fieles que nos acompañan aquí, y a través de los medios de comunicación, venimos a manifestar nuestra voz para denunciar nuestras inquietudes, defender nuestros valores y testimoniar nuestro compromiso como jóvenes cristianos y paraguayos.           

En este primer año del Trienio de la Juventud en el Paraguay, la Iglesia nos propuso el tema “Ustedes son mis amigos”, que nos impulsó a salir al encuentro de los jóvenes en sus diversas realidades, para escucharlos y conocerlos, buscando vivir y celebrar todos juntos la amistad con Cristo, con aquel que nos dice  “No hay amor más grande que dar la vida por los amigos” Jn. 13, 13  

Por ello; guiados por las palabras del Papa Francisco: “Ustedes Jóvenes son los primeros que deben ir contra corriente, ¡ADELANTE!, sean valientes, sean protagonistas de la historia” nos hacemos presentes para;

 

  1. Denunciarla poca inversión en la educación en todos sus niveles por parte del estado, la falta de transparencia con los recursos, en especial los del FONACIDE, es triste ver que las aulas se siguen cayendo a pedazos, como lo sueños de muchos jóvenes que no tienen acceso a una educación de calidad.

Queremos una  educación digna e igualitaria para todos los paraguayos sin distinción, en la que no importe el color de tu partido político, tu clase social o tu situación económica.

Nos comprometemos a participar de forma consciente y responsable de nuestra formación como estudiantes y ciudadanos paraguayos.

  1. Denunciamosel uso ilegal de los recursos del Estado para las campañas políticas, como medicamentos, subsidios y otras infraestructuras que deben estar al servicio de todos, sin que estos supongan votos a cambio de ellas. Es lamentable ver como muchos jóvenes son utilizados en épocas de elecciones para cuestiones de “marketing político”, para luego ser descartados.

Queremos políticos y gobernantes coherentes que sean verdaderos servidores de su pueblo, y no servidores de su propio bolsillo, que sean realmente patriotas y trabajen por el bien común.

Nos comprometemos a buscar erradicar la apatía hacia la política y a participar más activamente de la vida cívica. Invitamos a todos los jóvenes a no ser fanáticos por los colores de un partido político, sino a ser hinchas de los colores de nuestra patria, a ser fanáticos pero para decidir  y construir un país mejor, a no dejarse manipular a cambio de favores, ser auténticos, responsables y conscientes de que el voto no se vende.

  1. Denunciamosla falta medicamentos en los hospitales públicos, existen tantos puestos de salud olvidados y empobrecidos, sin la capacidad para dar respuesta a las necesidades de la población, es alarmante que en los casos de gravedad donde la vida pende de un hilo, solo tenga la respuesta de trasladarse a la capital y en muchos casos a otros países.

Por eso pedimos  un mejor acceso a la salud pública,  proteger de verdad  la salud de los compatriotas que acuden buscando auxilio, queremos una buena atención en hospitales y centros de salud, que posibilite una mejor calidad de vida a todos los que habitamos en este país.

  1. Denunciamosla falta de cuidado ambiental, la tala desenfrenada de árboles, la contaminación de cauces de arroyos y ríos, el abandono que padece el Chaco paraguayo por parte del estado, hoy nuestros hermanos están sufriendo por la falta de agua y existe una pérdida de innumerables especies. Nosotros nos solidarizamos con ellos.

Queremos leyes que verdaderamente protejan al medio ambiente, que se apliquen efectivamente sin excepción, y necesitamos políticas ambientales preventivas por parte del estado.

Nos comprometemos en cuidar y proteger nuestro medio ambiente, y  crear conciencia de que esta tarea es deber de todos.

  1. Denunciamostodo acto e ideología que atente contra la vida y la familia; como el aborto, la violencia de género, especialmente contra la mujer, la violencia intrafamiliar y las adicciones.

Creemos en el proyecto ideado por Dios para la familia, por eso nos comprometemos a ser jóvenes coherentes, a prepararnos para defender la familia y la vida, denunciando todo aquello que no sea compatible con la vida cristiana y los valores propios de nuestro pueblo paraguayo.

Llamamos a todas las familias a vivir la cultura de la vida, promoviendo el amor y el respeto a la dignidad humana.

  1. Denunciamosla falta de oportunidades laborales, pedimos que se abran los ojos ante tantos jóvenes que están necesitados de laburo en nuestro país.

Queremos que nuestra formación académica sea tenida en cuenta para acceder a un empleo digno, que ya no se sigan con las prácticas que roban las oportunidades de trabajo a tantos jóvenes, como el “amiguismo”, el “mover contactos”  o  incluso “el acoso”  que sufren muchas mujeres para ser tenidas en cuenta para el acceso de  un empleo.

Invitamos y animamos a todos los jóvenes que se sigan preparando para ser buenos profesionales con principios y valores, a no desanimarse, a luchar justamente porque con nosotros entra el futuro y el cambio que nuestro país necesita.

  1. Denunciamos la falta de seguridad en las calles, la lucha armada, la violencia como medio de protesta social, y la falta de justicia pronta y barata para todos.

Queremos una mayor seguridad, enfocada en proteger y devolver la confianza al ciudadano que trabaja, que estudia y que se esfuerza día a día por un mejor porvenir. Pedimos mayor efectividad en la búsqueda de grupos armados que mantienen en zozobra al país especialmente en el Norte, y especialmente pedimos por la liberación de nuestros hermanos que hasta hoy día se encuentran secuestrados.

Queremos destacar la importancia de los medios de comunicación en la promoción de la conciencia crítica de la ciudadanía, les animamos a ser valientes,  comunicando siempre la verdad,  libre y objetivamente. Les invitamos a transmitir contenidos que aporten al crecimiento cultural de la población.

 Invitamos a los padres, a todos los adultos y a toda la sociedad en general que nos acompañen, que no solo nos critiquen sino también caminen a nuestro lado, inclusive que nos den una mano para levantarnos si nos caemos, necesitamos de ustedes.

Agradecemos a nuestros pastores que han hecho verdaderamente la opción preferencial por los jóvenes, acompañándonos, escuchándonos y dándonos espacio en la Iglesia, les animamos que en este Trienio de la Juventud más sacerdotes, religiosos, religiosas y agentes pastorales tomen esta opción como prioridad, necesitamos de su acompañamiento, necesitamos caminar juntos para que este tiempo de gracia produzca abundantes frutos para la Iglesia y para todo el  Paraguay.

En éste Trienio de la Juventud reafirmamos nuestro compromiso como jóvenes de Iglesia, creemos en una patria nueva y una sociedad más justa, siendo amigos de Jesucristo y abrazados siempre a Él, con la intercesión de nuestra madre María, seguiremos trabajando y saliendo al encuentro de los jóvenes, luchando por un país mejor donde pueda reinar la solidaridad, la justicia, la igualdad y la paz.

Viva Cristo, Viva la Virgen de Caacupé, Viva la Iglesia, Viva los jóvenes, Viva el Paraguay.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Share on FacebookTweet about this on Twitter