Publicado en: Mar, Ene 26th, 2016

Exigen que se aclare el crimen de Carolina

Compartir en
Etiquetas

Por Claudia Meaurio
La adolescente de 14 años murió a raíz de una golpiza propinada por su patrón en la pequeña comunidad de Vaquería, departamento de Caaguazú.
La menor se encontraba en una situación considerada de esclavitud, de acuerdo a las investigaciones.
Cabe mencionar que nueve de cada diez mujeres que son explotadas sexualmente fueron criaditas, de acuerdo a lo publicado por radio Ñandutí 1020 AM.
La noticia de la muerte de la niña conmociona a la sociedad paraguaya, y en base a las investigaciones realizadas hasta el momento, todo apunta a que la menor se encontraba en régimen de criadazgo con una pareja conformada por una mujer operadora de justicia y un exmilitar, siendo este último el presunto autor de los golpes que acabaron con la vida de la niña.
Ante este acontecimiento de público conocimiento, el Partido Kuña Pyrenda se expresó así:
-Lo sucedido es inadmisible, exige una investigación rigurosa y no puede quedar
impune.
-La muerte de esta niña visibiliza la vigencia en Paraguay de una realidad de extrema violencia y explotación para la niñez como es el criadazgo. Todas las organizaciones de defensa de los derechos humanos, de los derechos de los niños, niñas y adolescentes y de los derechos de las mujeres vienen luchando desde hace décadas por la erradicación del criadazgo y aún no ha sido posible, pese a que está
considerado por nuestro país como una de las peores formas de trabajo infantil, de acuerdo al Convenio 182 de la OIT suscripto por
Paraguay.
-Nuestra sociedad no puede desconocer que el criadazgo es una forma de esclavitud en la que se concentran discriminaciones de género,
procedencia, pobreza y edad. Las niñas son las
principales afectadas, quedando expuestas al
maltrato y a la violencia, incluyendo la violencia sexual.
-El camino que recorren las niñas en situación
de criadazgo muestra la crueldad de la sociedad con ellas, y las consecuencias de este régimen, como lo expone claramente un informe del 2014 de la SNNA, basado en investigaciones de organizaciones que trabajan
por los derechos humanos “Los datos sobre la relación entre el criadazgo y la trata de personas son alarmantes: El 58% de las víctimas de la trata de personas trabajaba
como personal doméstico antes de ser captada por los tratantes. Esto significa que 6 de cada 10 mujeres que son víctimas de la trata de personas fueron antes trabajadoras domésticas o criaditas.
-En cuanto adolescentes explotadas sexualmente, casi un 90% fueron previamente trabajadores infantiles domésticos en el
sistema de criadazgo. Esto nos dice que 9 de cada 10 adolescentes explotadas sexualmente fueron antes criaditas o trabajadoras
domésticas en su niñez. La relación es tan directa que es difícil no pensar en el criadazgo como su causa principal.”
-El criadazgo evidencia además la hipocresía de una sociedad que mientras ensalza a las familias, deja en total desprotección a las
madres que, en muchas ocasiones debido a la
extrema pobreza, entregan a sus niñas para el criadazgo. Los datos de 2014 de la SNNA indicaban que alrededor de 47.000 NNA se
encontraban en esta situación.
-La erradicación del criadazgo no puede esperar y lograrlo requiere un compromiso gubernamental serio que incluya la educación sin machismo, las medidas para acabar con
cualquier forma de discriminación, el
establecimiento de mecanismos que permitan
denuncias y respuestas rápidas ante situaciones
de criadazgo, el apoyo a las mujeres que deben criar solas a sus niños y niñas, la educación en un pensamiento que reconozca los derechos de los niños y las niñas y la lucha contra la
impunidad de los maltratadores o de los
asesinos, como en el caso de la niña de Vaquería.
-La muerte de Carolina muestra la falla de los
mecanismos estatales de protección a la niñez, pues se informa incluso sobre una situación de “guarda”, que conlleva el seguimiento y
control, por parte de las instituciones responsables, del estado en que se encuentran las criaturas viviendo con personas
guardadoras. Requiere que la justicia se exprese de manera contundente sobre los culpables, sin minimizar los hechos y sin complicidades generadas por relaciones de poder.
La muerte de Carolina clama justicia.
Por otra parte, los pobladores de la comunidad, repudian la muerte de la niña. Siendo el propio intendente de la localidad, Lorenzo Duarte, quien solicitó que se cambie la carátula del caso a “Homicidio Doloso”.
Asimismo anunció que se realizarán movilizaciones pacíficas para exigir justicia.

Deja un comentario

XHTML: Puede utilizar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>